jueves, 2 de marzo de 2017

La médica que fue miss y regresó a los quirófanos



Desde chiquitita quiso ser médica. Soñó con usar las batas de los hospitales, atender y curar a la gente. Por ello, cuando Marinés Caballero Rocabado salió bachiller no lo dudó y estudió Medicina en la Universidad Nuestra Señora de La Paz.


Esta guapa cochalita aseguró que siempre le han gustado los retos, vivir experiencias nuevas y salir de su área de confort. Pronto incursionó en los concursos de belleza. Fue elegida srta. Cochabamba, participó en el Miss Bolivia 2015 y representó a nuestro país en el Miss Latinoamérica, en Panamá.


Siendo médica se puso tacones y los biquinis para subirse a las pasarelas. “Fue una experiencia hermosa, aprendí mucho y conocí varios tipos de personas. No me arrepiento de haber estado en esos eventos y, si volviera a nacer, volvería a concursar para ser miss”, manifestó Marinés.

Dijo que antes tenía preconceptos de esos eventos de belleza, ya que los consideraba superficiales. Después que estuvo en ellos, cambió de opinión. “Son escuelas de vida en los que se aprende a ser autosuficiente”, aseguró.
“Se conoce otros países por medio de las participantes, además que se fomenta la fortaleza personal, pues para soportar el rigor, la presión y las críticas, hay que ser fuerte”, añadió.
Después de terminar sus compromisos como reina de belleza, Marinés Caballero llegó a Santa Cruz de la Sierra y empezó a trabajar en la clínica Buena Salud en la Pampa de la Isla.


Es médica de guardia, encargada de los pacientes internados en piso y también apoya emergencias. “Todos los días se aprende, es una profesión sacrificada por los horarios de los turnos, pero también muy gratificante, sobre todo cuando ayudás a salvar la vida de la gente”, explicó.


Comentó que en nuestro país hacen falta más políticas preventivas, para que la gente no vaya solamente al consultorio cuando esté enferma, sino para prevenir las enfermedades. Y así es esta exmiss que ahora lucha por la vida de los demás desde una zona popular

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada